Los cumplidos en el trabajo

Cuando se hace bien, un cumplido es una de las formas más poderosas de hacer saber a alguien que lo valoras y aprecias. Sin embargo, estas interacciones aparentemente positivas pueden ser sorprendentemente difíciles de manejar: nadie quiere parecer un adulador.

Por lo general se cree que proveer una retroalimentación positiva, es tan simple como decirle “Buen trabajo” a nuestro empleado o compañero al salir de una reunión.

Sin embargo, haciendo esto, se pierde la oportunidad de realmente ver lo que los compañeros están haciendo que convierten su trabajo en algo valioso. La finalidad es promover la moral laboral en el equipo de trabajo.

¿Por qué es Importante la Retroalimentación Positiva?

La gente a menudo se preocupa acerca de cómo dar una retroalimentación negativa a un compañero o a un subordinado. Pero, ¿qué tan seguido se escucha la pregunta, “¿Cómo debería emitir esta retroalimentación positiva?”?

Un feedback positivo estructurado le permite a un empleado entender el impacto de su comportamiento y aumenta la probabilidad de que repitan esas mismas conductas satisfactorias. Aumenta la productividad y el compromiso, además de ayudar a la gente a entender y desarrollar sus habilidades.

Saber cómo dar una retroalimentación positiva a un empleado es una parte esencial de la cultura de cualquier organización. El feedback tanto de un gerente como entre compañeros, facilita la mentalidad de crecimiento identificando esfuerzos y acciones exitosas en lugar de las habilidades innatas.  

Recomendaciones para Proporcionar Feedback de Valor:

Considera estos consejos al decirle a un empleado lo bien que hizo su trabajo:

1. Sé Sincero. No sólo elogies por elogiar. Para que una retroalimentación positiva sea efectiva, debería proporcionarse cuando un empleado realmente se lo merezca.

2. Sé Específico. Tu retroalimentación debería ser lo más precisa y específica posible. Permítele a tu compañero saber con exactitud qué es lo que estás elogiando – esto les permite comprender mejor sus habilidades y continuar mejorando-.

3. Sé Oportuno. Da tu feedback lo más pronto posible, en lugar de esperar una evaluación de desempeño. Hacerlo así le permite al empleado reforzar sus conductas satisfactorias.

4. Resalta el Esfuerzo y Comportamiento. Enfocarte en el esfuerzo y el comportamiento, más que en las habilidades intrínsecas, fomenta el desarrollo de una mentalidad de crecimiento. Este método conduce a un mayor compromiso y una mayor probabilidad de aceptar nuevos retos. 

5. Empata al Objetivo General. Vincula el feedback con el asunto más importante en cuestión. Las acciones no existen en el vacío sino atadas a una cuota parte de contribución al objetivo final.

Momentos específicos para dar una Retroalimentación Positiva:

A continuación enumeramos aquellas situaciones donde debe considerarse ofrecer un feedback positivo:

1. Cuando se cumplen o exceden metas.

2. Cuando se ayuda a un compañero o cliente.

3. Cuando se termina un proyecto difícil.

4. Cuando toma alguna iniciativa.

5. Cuando se necesita reforzar la confianza.

6. Al elogiar el desempeño dando un consejo.

7. Cuando se demuestra un buen comportamiento.

8. Cuando se asume un nuevo puesto o nuevas responsabilidades.

9. Cuando se demuestra gran desarrollo. 

10. Cuando alguien se esfuerza por aprender.

Conductas a evitar al proporcionar Retroalimentación Positiva:

A continuación detallamos algunos comportamientos que sugerimos evitar cuando se integra la retroalimentación positiva a las herramientas de gestión: 

1. Elogiar en Exceso:  se debe introducir el uso del feedback positivo, sin ir de 0 a 100 de golpe. Tal vez se piense que un elogio efusivo es más beneficioso para los colaboradores, pero se corre el riesgo de escucharse vacío y de no proveer un valor constructivo.

2. Elogiar por tareas cotidianas y corrientes: así como el elogiar en exceso, esto puede sonar vacío y no proporciona un valor real. Se debe reservar para verdaderas victorias.

3. Retroalimentación Ascendente: hay que tener tacto al abordar al jefe o a alguien con mayor antigüedad. Esta es otra oportunidad de ser tan específico como sea posible, mientras se asocia el feedback con el objetivo general.

La retroalimentación positiva en una empresa es una herramienta poderosa para destacar el desempeño del equipo. Al cultivar un ambiente que promueve el elogio, las organizaciones pueden pro-activamente afrontar problemas de compromiso y aumentar la permanencia.

Una cultura de colaboración e inclusión sirve de mucho para mejorar el compromiso y la productividad mientras aumenta los resultados de la compañía.

Al fin y al cabo todos necesitamos una pequeña caricia de vez en cuando, ¿cierto?

(Visited 23 times, 1 visits today)